Soneto al condón roto

Ya estábamos en aquello
como en pantano la flor de loto,
y nada nos puso coto
porque era demasiado bello.

Rompimos para siempre el voto;
de castidad sólo quedó el cabello,
y en gramática de Andrés Bello:
¡Carajo! Este condón se ha roto.

El látex me ha abandonado
entonces se saca y bota
la noche se ha arruinado

Mira qué brillante ideota
romperte en momento amado
para que nazca algún otro idiota.

por Gocho Zam

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn