Soneto al papel toilette

Corriendo llegué al baño
urgido por la naturaleza
contando con la certeza
de que todo se iría al caño.

Pero qué terrible daño,
qué terrible la tarde esa,
al hallarme la sorpresa
de que no había papel en el baño.

No entiendo qué ha pasado
Yo que siempre lo acumulo;
y es que no lo había guardado

el rollito estaba nulo.
¿Y ahora que se ha acabado
con qué coño me limpio el culo?

por Gocho Zam

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn