Soneto al cabeceo en el bus

Sentado en el último puesto
para el sueño tengo la cura
y entonces la cabeza dura
contra la ventana recuesto.

Tan seguro es que apuesto
todos pasan la calentura
de contra la ventana pura
golpearse fuerte sin arresto

Pero qué terrible esta falacia,
situación horrible esta que paso.
Es que parece por antonomasia

el hecho de darse un trancazo
gran parte de nuestra idiosincrasia
pegar a la ventana ese coñazo.

por Gocho Zam

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn