327 de la cola se juega con el 325 el puesto 326

marcados en la colaEn uno de los mercados del centro de la ciudad un curioso evento tuvo lugar luego de que el 326 de la cola, cansado, con sed y con ganas de ir al baño, decidiera salir de la cola e irse a su casa sin haber adquirido papel toilette –esperamos que le quedara al menos un rollo en la casa o al menos tuviese servilletas-, provocando de esta manera que el 325 y el 327 se jugaran a piedra, papel o tijera el puesto.

“Fue la única solución que conseguimos”, resaltó el 325 sobre el particular incidente. “Como el que estaba detrás mío en la cola era mi primo y llegamos juntos, pues ambos puestos eran de ambos, y como él se fue pues yo llamé a mi cuñada para que viniera a ocuparlo, y al 327 no le gustó la vaina”.

El 327 por su parte destacó que, “Coño no, esa vaina no es así. Si el que yo tengo adelante se va pues tengo que correrme un puesto hacia adelante, no importa si es el hijo del primo del tío del sobrino. ¿Es que el 325 todavía no sabe hacer colas o qué?”.

Al iniciar el piedra, papel o tijera para dirimir el conflicto entre ambos habitantes de la cola, se quedaron estancados largo rato pues ambos sacaban al mismo tiempo la piedra, por lo cual no se percataron que la cola empezó a caminar y rápidamente fueron superados por quienes venían de atrás, quedando así rezagados a los puestos 422 y 423, por lo cual también se generó un conflicto y se lo jugaron al piedra, papel o tijera.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn