Obituarios: Messenger

live messengerProducto del vertiginoso avance de las herramientas tecnológicas en estos días, nuestra redacción se ve en la necesidad de informar a la generación de la transición digital, (aquellos nacidos entre un martes a las ocho en el 85 y un viernes a las tres en el 95), y de forma un poco retrasada (cualidad propia de la generación), el fallecimiento del predicador que les enseñó la luz del internet, el Windows Live Messenger, cruel y vilmente asesinado por las redes sociales.

Dedicó su vida a promover la somnolencia escolar, dado la gran cantidad de noctámbulos cuya única actividad extracurricular fue sentarse frente a la computadora de escritorio durante toda la noche, mientras saludaban cuanta persona parecía haberse conectado en busca de alguna información privada e innecesaria -chisme-.

Siempre recordaremos sus momentos de grandeza como fue el nacimiento de la video-llamada, herramienta esencial para detectar posibles engaños de pedófilos, párrocos, amigos sin oficio, y padres obsesivos e instigadores. Igualmente recordaremos su gran contribución al lenguaje del emoticón, puesto que escribir una palabra completa en nuestros días parece mucho trabajo.

Los cortejos fúnebres se llevarán a cabo dentro de los próximos días, y se espera la asistencia de la mayoría de sus deudos, a quienes se les agradece no llevar consigo teléfonos inteligentes con aplicaciones como Whatsapp, ChatOn, HangOuts, entre otras; pues es preciso respetar la memoria del Windows Live Messenger cuyas últimas palabras están grabadas en su epitafio y rezan:

“También llegará tu hora maldito Facebook”.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn