Obituarios: Cupido

cupidoDesde esta humilde redacción cumplimos con el penoso deber de informarles sobre el trágico fallecimiento de Cupido. Hecho acaecido esta mañana luego de que tras fallar uno de sus flechazos, este rebotó sobre el pavimento dirigiéndose vertiginosamente hacia el mismo Cupido, quien indefenso fue atravesado por una de sus flechas y, ante la imposibilidad de enamorarse por no existir otros de su misma especie, se dedicó a morir de pena y soledad.

Dedicó su vida al violento arte de disparar flechas de forma soez e indiscriminada, incluso de forma maquiavélica, lo cual le ganó a través de su vida y carrera el odio de más de un enemigo, al igual que el apoyo de algunos oscuros psicópatas y sociópatas cuyo único vínculo con el joven arquero era la misantropía.

Se le recordará por su amargo sentido del humor, particular cualidad que le llevó a flechar miles y miles de mujeres que terminaron perdidamente enamoradas de Ricky Martin. Igualmente será recordado por su gravísimo problema de miopía, lo cual decantó en innumerables casos de emparejamientos incongruentes y trágicos como Romeo y Julieta, además de emparejamientos extraños y bizarros como todos los de Michael Jackson (incluyendo a los niños).

Sus deudos lamentan su trágica partida, por esto convocan a todo aquel que desea acompañar en la pena a presentarse en sus actos fúnebres el día de mañana. Si no pueden hacerlo, igualmente podrán visitar la tumba del flechador en el cementerio, la cual será fácil de encontrar pues su epitafio dirá:

“Este escúpido, digo, escupido, digo: Es Cupido”

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn