La Muerte acusa al Estado venezolano de explotación laboral

la muerteJadeante producto de las interminables, agobiantes y agotadoras jornadas de trabajo a la cual está siendo sometida, La Muerte, ícono de la cultura venezolana contemporánea, denunció ante la opinión pública la explotación laboral que padece.

“Ya va, ya va, déjenme tomar aire”, fueron las primeras palabras de La Muerte al inicio de la rueda de prensa. “Esto es inaudito, no tengo descanso, en Caracas, en Mérida, en San Cristóbal, en la calle, en la cola del mercado, en la farmacia buscando medicinas. ¡Nooooo! Eso no es así compay, y con lo que me pegan, digo, me pagan”.

Más adelante, en su exposición de la situación, La Muerte resaltó que: “Esto tiene que cambiar, porque bueno, yo no puedo trabajar tanto y menos si me pagan en bolívares; no sé, quizá podamos llegar a algún tipo de arreglo no monetario. Podrían institucionalizar el asunto y crearme un ministerio, algo así como el Ministerio del Poder Policial para La Muerte, así, con cuadros míos por todos lados mientras todos me prenden velitas y me dicen El Eterno”, resaltó el denunciante.

La rueda de prensa se detuvo drásticamente cuando empezó a caer la noche y La Muerte, incesantemente, empezó a recibir llamadas a su teléfono celular para trabajar, por lo cual debió partir rápidamente afirmando que si el trabajo es explotador durante el día mientras todos ven, en la noche es cuando más trabajo debe realizar, y ni siquiera le pagan horario nocturno.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn