Obituarios: Neo

NEOHa elegido morir el grrr… no no, discúlpenme. Ha muerto en Ejido el grannnn… no no, tampoco. Ha muerto El Elegido (¡así si!), el gran Neo; esto luego de que, sorpresiva e inusitadamente, su máquina de afeitar le degollara como venganza por años de guerra contra su especie.

Dedicó su vida a la noble labor de sacrificarse para alcanzar la liberación de la humanidad, aunque bueno, tampoco es que tuviera mucho que sacrificar. Vivía en un cuartucho deprimente, no hacía más que estar en la computadora, en fin, una existencia bastante gris, por tanto intentó desquitarse con lo primero que cruzó su camino, y como lo único que cruzaba su camino era la pantalla del computador, pues se dedicó a luchar contra las máquinas.

Será recordado como un salvador, por ende, las nuevas generaciones interpretarán sus mensajes y seguirán sus enseñanzas, hasta que claro, no interpreten del mismo modo sus mensajes, entrando así en conflicto entre las nuevas generaciones, olvidando la guerra contra las máquinas para ocuparse de la guerra entre los hombres, esto porqueeee… bueno, porque son humanos, no máquinas.

Los actos fúnebres, al igual que el sepelio, se realizarán el día de mañana en las adyacencias de Sión. Se prohíbe la entrada de aparatos electrónicos para evitar cualquier tipo de confrontación. A pesar de esto, las máquinas, en señal de respeto a su digno adversario, obsequiaron la lápida del difunto héroe, en la cual reza el epitafio:

“Versión 7.0 de El Elegido, próximamente”.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn