Obituarios: Descartes

DescartesHa descansado en la paz del creador el gran filósofo René Descartes. Murió trágicamente luego de que un hombre descartara sus piernas, descartara sus brazos, sus ojos, su nariz, su cabeza… En fin, murió descartizado.

Dedicó su vida a encontrar una verdad irrefutable. Un axioma tan cierto que no hubiera forma de refutarlo, no obstante, su esposa, al igual que su madre, siempre hallaron la forma de llevarle la contraria y ganar las discusiones.

Siempre será recordado por su duda metódica la cual, lamentablemente, le llevó a la muerte, pues al encontrarse con su asesino en la calle, dudó si era preciso o no correr, lo cual le hizo perder valiosos segundos, impidiéndole huir satisfactoriamente.

Sus actos fúnebres serán realizados el día de mañana, por tanto se invita a todos sus discípulos, seguidores, fanáticos y hasta detractores, a hacer acto de presencia física, no bastará sólo con pensar. En cualquier caso, podrán buscarle después a través de su epitafio:

“¿Por qué dejaste de pensar, René?”.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn