Artista abstracto salvó al mundo

Arte abstractoEn horas de este mañana, mientras la mayoría de la ciudad aún descansaba antes de levantarse para acudir a su rutinario, metódico y sistemático trabajo, Eh Go, reconocido artista abstracto, realizó un performance mediante el cual salvó el mundo.

El performance comenzó con un cuarto completamente oscuro, en el que unas luces intermitentes de distintos colores destellaban cada cierto tiempo. Luego, disfrazado de banana, Eh Go aparecía cantando El Barbero de Sevilla, las luces se encendían mientras Eh Go comenzaba a pelarse a si mismo, hasta que todo se apagó y el artista, ya pelado e inmerso en el silencio, comenzó a gritar repetidas veces en un idioma inventado por él mismo.

Semejante actuación tuvo tan amplia repercusión en la esfera mundial que, conmovida por la profunda sensibilidad de semejante Obra Maestra, la humanidad sintió que una nueva etapa de la existencia había comenzado. Los conflictos bélicos cesaron, las emisiones de Gases invernaderos también, el odio y el rencor desaparecieron de la experiencia humana, y hasta los políticos decidieron hacer algo productivo con su vida; todo ocurriendo como Eh Go lo había proyectado.

Por desgracia para el autor, pocos minutos después de este feliz desenlace, despertó. Se percató que estaba en su cama, arropado y con algo de fiebre; el mundo seguía idéntico a como él le dejó antes de irse a dormir, y recordó entonces que él no es más que otro ingenuo artista queriendo cambiar el mundo a través de su obra –como si eso fuera posible-.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn