La “i” latina denunció discriminación en su contra

i latinaCansada de ser vejada por todos los hablantes y escritores de la lengua castellana, la “i” latina denunció hoy la discriminación de la cual viene siendo objeto desde hace muchos años, en especial cuando ponen en su lugar a la griega.

“Si no me quieren díganmelo y me voy”, fue lo primero que dijo la “í” latina pronta a estallar en llanto. “No les basta con decir que soy débil, no les basta con decir que soy flaca, aparte también me acusan de ser finita, a diferencia de la “o” que es infinita, eterna, pues nunca empieza ni termina, y sumado a todo eso, cada vez que pueden no hacen más que reemplazarme por la estúpida griega esa”.

A pesar del agudo llanto de la “i” latina, los presentes en la rueda de prensa no se alarmaron, esto, porque básicamente no había presentes en la rueda de prensa, sólo nuestro corresponsal quién entró al salón sólo para pedir el baño prestado. Fue allí que la “i” latina se sintió la madre de la insignificancia (pues se necesitan cinco latinas para escribirla), y acto seguido se quitó la vida.

De este modo, y para cerrar, acogemos con alegrya la entrada de la “y” gryega a las vocales, y ya no bajo el rol de suplente, syno de forma permanente. Será denomynada vocal fuerte, e ygualmente seguyrá cumplyendo su labor de “Ye” para poder unyrse a otras vocales syn la necesydad de formar un hyato.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un comentario de “La “i” latina denunció discriminación en su contra

  1. Lamento deciros que vuestro corresponsal os ha engañado! Aseguro que los sucesos fueron tal como se relatan, pero no existe la muerte de nuestra amada flaca. No la uso solamente para no delatar su actual morada. Entre nos: la hemos adoptado en Uruguai, incorporándola nada menos que a nuestro nombre y como letra final, un reconocimiento que la griega de ninguna manera se merecía. A esa impostora la mantenemos solamente para nuestro clásico “yeyeo”, papel subalterno si los hai, no?

Los comentarios han sido cerrados.