Doña Esperanza Alegría parece deprimida

payasa tristeEn el barrio La ironía, donde habita la señora Esperanza Alegría, los vecinos llamaron nuestra corresponsalía, para relatarnos en la vía, como fue que la Alegría de Doña Esperanza “La tía”, simplemente desapareció un día.

“Yo no me lo creía”, compungida nos decía una vecina del barrio La ironía. “Es que siempre era Alegría, la que con nosotros compartía, y hasta caramelos repartía a los niños que veía”, relataba la vecina mientras un labio se lamía.

Al parecer nadie presentía, que la pobre Alegría algún día se apagaría, dejándoles sin la Tía en el barrio La ironía. “Ya no se le veía, ni de noche ni de día, sonriendo por la vía, exclamando con alegría ¡Que viva La ironía!”.

Pero al final nadie sabía que pasaba con Alegría, ni nuestra corresponsalía, aunque mucho preguntaría, nada descubriría de lo que pasaba con la tía del barrio la ironía. Así que todos partirían, sin Esperanza ni Alegría, y las luces del lindo barrio, por esa noche apagarían.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn