Terroristas atacan fábricas de chocolates del mundo

chocolateEn un repudiable acto de vileza de la más alta índole, un grupo de terroristas atacó esta mañana, y simultáneamente, las fábricas de chocolates que abastecen a todo el globo terráqueo, esto, como parte de una cruzada en contra del amor como medio para la perpetuación de la especie.

“¡Se paró la fábrica no joda!”, fue el grito con el que los terroristas irrumpieron en cada una de las factorías a nivel mundial dónde perpetraron sus actos. “Se acabó el jueguito ese de enamorarse y esas bobadas, porque ahora tendrán que regalarse frutas, vegetales y esas porquerías ¡Adiós al amor!”, gritaban los terroristas según el testimonio de uno de los sobrevivientes.

Cupido, el regordete arquero del amor, preocupado por lo mucho que este ataque afectaría su negocio, decidió comenzar un contraataque para neutralizar a los terroristas, fue así que irrumpió súbitamente en la fábrica dominada por el líder del movimiento terrorista, y con certero flechazo, le atinó directo al pecho tirándolo derrotado al suelo.

Por desgracia Cupido olvidó que el efecto de sus flechas no es la muerte, por esto, enamorado, el terrorista se levantó del suelo, y en busca de conquistar a Cupido, ahora intenta reconstruir las fábricas para regalarle todos los chocolates que pueda; Cupido, en cambio, está pensando seriamente en hacerse terrorista y lanzar una plaga mortífera en todas las plantaciones de cacao del mundo.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn