Artista denuncia a la inspiración ante ministerio del trabajo

ThinkingCansado de su ausencia y falta de compromiso para con el arte, I O, afamado artista conceptual, acudió esta mañana a las oficinas del Ministerio del Trabajo de Maconlandia para denunciar a la inspiración por no hacer acto de presencia en su puesto de trabajo.

“Es que así no se puede”, fue lo primero que dijo I O a la salida del ministerio. Luego tomó todas las sillas a su alrededor, y poco a poco, las montó una encima de otra hasta construir una torre de sillas que alcanzó más de dos metros. “¡Aparece! –gritó I O- Sin ti esto no parece arte, es sólo otra estupidez”, afirmó mientras con su mano señalaba la torre de sillas.

Cuando triste y desamparado se retiraba del recinto, I O se percató que un rayo de luz celestial caía del cielo apuntándole directamente, y rompiendo el silencio exclamó: “La torre de sillas representa la aún inconclusa Torre de Babel que no han logrado construir los humanos”. Acto seguido comenzó a saltar de alegría por todo el salón mientras gritaba: “¡Volvió! ¡Volvió! ¡Volvió!”.

Aturdido por los fastidiosos gritos del artista, el bedel del salón irrumpió furioso en el recinto, y con voz grave y estruendosa reclamó, “¡No joda! ¿Quién armó esa mierda? Me ordenan las sillas ¡Pero ya!”, por lo cual todo el mundo salió huyendo excepto nuestro corresponsal, quien producto de su lentitud, tuvo que desarmar y volver a armar la torre de sillas, la cual esta vez quedó de tres metros.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn