Hombre se entristece porque nadie le dice que se ve bonito disfrazado de Eleven de Stranger Things

untitled-2

La congoja y desolación dominaron el ánimo de Nerio Díaz, pues después de muchos días de trabajo y dedicación para construir el mejor disfraz posible de Eleven (la protagonista de la serie Stranger Things); al salir disfrazado y caminar por la ciudad, nadie se le acercó a decirle que se veía bonito.

“La verdad es que esperaba una recepción más cálida”, comentó Nerio mientras una solitaria lágrima rodaba por su mejilla. “Trabajé toda la semana para hacer el disfraz. Quería ser el más popular de la fiesta de Halloween; pero lo único que me dijeron fue: ¡depravado!”, concluyó Díaz mientras volteaba su cara para evitar que lo viesen llorar.

Nuestro corresponsal, al ver la tristeza que embargaba a aquel hombre, intentó animarlo diciéndole que el disfraz estaba bonito; no obstante, mientras lo decía, no pudo evitar la risa, y una estruendosa carcajada de burla llenó el ambiente.

Molesto ante tamaña ofensa, Nerio levantó su mano, e invocando poderes telequinéticos como Eleven, intentó golpear a nuestro corresponsal; por desgracia para él, recordó que no tenía tales poderes, sino que sólo es un treintón, fofo y desagradable, que le robó la ropa a su hija de ocho años para hacerse el disfraz.

por Gocho Zam

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn