Dylan acepta el Nobel tras recuperar la conciencia luego de una semana de sexo, drogas y rock and roll

dylan

Más de quince días tardó Bob Dylan en dar respuesta a la Academia Sueca sobre su aceptación o rechazo del premio Nobel de literatura; esto, producto de que estaba muy ocupado viviendo lo que ningún otro ganador del Nobel de este año ha vivido: sexo, drogas y rocanrol.

“¡¿Que me gané qué?!”, fue lo primero que dijo Dylan a su agente luego de despertar aún con aliento a whiskey. “¿¡El Nobel de literatura!? ¡¿En serio?! ¡Wuuujuuuuuuuuu!”, exclamó Dylan mientras se levantaba de la cama en busca de un porrito para celebrar.

Tras darse un baño y recuperar por completo la conciencia, su agente le explicó que habían intentado contactarlo durante casi dos semanas para notificarle sobre el premio. Dylan, avergonzado, preguntó si él era el único que había tardado en contestar. Su agente respondió “Sí Bob. Ni el economista, ni el médico, ni el físico, ni el político parecían estar de fiesta”.

Tras aceptar finalmente el premio, Dylan promete estar más atento a los certámenes en los cuales pueda ganar premios; pues asegura que, en vez de estar expandiendo su mente con ácidos por ahí, con estos premios podría fácilmente estar expandiendo su cuenta bancaria.

por Gocho Zam

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn