Goucho Za-lo-grouchoam

 

Como el desempleo genera mucho tiempo libre y la prostitución no le dio el rédito esperado, Goucho no tuvo más remedio que sentarse un día y crear Sátira Times. Desde entonces, no hace más que desparramarse frente a una computadora viendo cómo, mientras su barriga crece, los absurdos acontecimientos del mundo contemporáneo le proporcionan toda la materia prima para sus contenidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *